Skip navigation.
Home
Writer, Professor, Revolutionary.

GRACIAS, THANKS FOR YOUR EXAMPLE, FIDEL - 90 ANIVERSARIO

8/13/16
DECLARACIÓN DE LA RED EN DEFENSA DE LA HUMANIDAD
THANKS FOR YOUR EXAMPLE, FIDEL
MERCI POUR VOTRE EXEMPLE, FIDEL
GRAZIE PER IL TUO ESEMPIO, FIDEL
OBRIGADO PELO SEU EXEMPLO, FIDEL
Comandante en Jefe Fidel Castro Ruz
Presente
Querido Comandante:
En ocasión de su nonagésimo cumpleaños, los miembros de la Red de Intelectuales, Artistas y Movimientos Sociales En Defensa de la Humanidad, queremos hacerle llegar nuestra más sincera felicitación y, sobre todo, nuestro más profundo agradecimiento por todo lo que usted ha hecho por los pueblos de Nuestra América y por los del resto del mundo.
Su figura ha sido permanente fuente de inspiración no sólo cuando, impulsados por la marea ascendente de las luchas populares, dábamos pasos firmes en dirección del socialismo, sino también en los recurrentes momentos en que nuestros avances se detenían como consecuencia de la ferocidad de la reacción del imperialismo y sus aliados locales.
Si en las fases de ascenso su ejemplo nos obligaba a no darnos jamás por satisfechos ni satisfechas y, como buenos revolucionarios y revolucionarias, a proseguir con renovados bríos nuestra marcha; cuando debíamos afrontar las adversidades o la contraofensiva del enemigo, el recuerdo de su actitud después del Moncada o el ataque del imperialismo en Playa Girón, fortalecía nuestros espíritus y nos convencía de que la voluntad inquebrantable de luchar por nuestros ideales era el seguro camino hacia la victoria. Usted nos señaló ese rumbo en incontables ocasiones, y podemos asegurarle que esa enseñanza, que nos reiterara en su reunión con los intelectuales el 10 de febrero del 2012, cuando dijo que “aunque nos dijeran que al mundo le quedan pocas semanas de vida nuestro deber sería luchar, seguir luchando hasta el fin”, ha calado muy hondo y ya es una marca indeleble en millones de latinoamericanos y caribeños que saben, como otros muchos que luchan en otras partes del mundo, que ese será nuestro destino: luchar hasta el fin, conscientes de que las clases dominantes y el imperialismo jamás se darán por vencidos.
La convicción de que nuestras ideas y nuestros valores son infinitamente superiores a los de nuestros enemigos fue y es un alimento esencial de nuestra militancia revolucionaria. De usted aprendimos que su defensa exige la más absoluta intransigencia. Como cuando, con virtuosa obstinación, usted se negara a arriar las banderas del socialismo en momentos en que se desintegraba la Unión Soviética y desaparecía el campo socialista.
Gracias a su inquebrantable convicción, la Revolución Cubana pudo seguir su marcha y, con su heroico ejemplo, abrió un sendero que pocos años después comenzarían a recorrer numerosos países de Nuestra América luego del triunfo de Hugo Chávez Frías en las elecciones presidenciales de Venezuela en diciembre del 1998. Si usted se hubiese dejado convencer por quienes le aconsejaban abandonar para siempre el proyecto socialista y Cuba se hubiera arrojado a los brazos del capitalismo, el luminoso período abierto desde finales del siglo pasado hasta nuestros días, con la derrota del ALCA, la creación del ALBA, de la UNASUR, de la CELAC, de Petrocaribe, del Banco del Sur, de Telesur, de la propia Red En Defensa de la Humanidad, jamás habría tenido lugar. La potente luz que irradiaba el faro de la Revolución Cubana fue decisiva para impulsar a nuestros pueblos a dejar atrás la larga noche neoliberal de los años noventa y retomar el camino hacia nuestra Segunda y Definitiva Independencia.
Por eso nuestra deuda, la deuda de nuestros pueblos con usted, Comandante, es inconmensurable, y de ahí nuestra profunda gratitud por su integridad revolucionaria, por haber sido fiel a aquella maravillosa definición de “revolución” que expresara en su discurso del 1º de Mayo del 2000, en uno de cuyos pasajes señaló que Revolución “es defender los valores en los que se cree al precio de cualquier sacrificio; es modestia, desinterés, altruismo, solidaridad y heroísmo; es luchar con audacia, inteligencia y realismo.” A lo largo de su fecunda vida usted ha sido fiel a estas ideas, que vivirán eternamente en el alma de los revolucionarios y revolucionarias de todo el mundo, de todos aquellos que saben que otro mundo es posible y necesario, y que si se lucha con la constancia y coherencia que usted ha demostrado durante tantos años, la victoria será inevitable.
¡Felices noventa años, Fidel! Gracias por su ejemplo. Puede usted estar seguro de que seremos fieles a sus enseñanzas hasta la victoria final.
En nombre de la Red En Defensa de la Humanidad, su Secretaría Ejecutiva, integrada por:
Carmen Bohórquez (Coordinadora General de la REDH)
Alicia Jrapko (REDH EEUU)
Ángel Guerra (REDH Cuba/México)
Ariana López (REDH Cuba)
Atilio Borón (REDH Argentina)
David Comssiong (REDH Del Caribe)
Fredy Ñáñez (REDH Venezuela)
Hugo Moldiz (REDH Bolivia)
Juan Manuel Karg (REDH Argentina)
Katu Arkonada (REDH País Vasco/Bolivia)
Luciano Vasapollo (REDH Italia)
Marilia Guimaraes (REDH Brasil)
Nayar López Castellanos (REDH México)
Omar González (REDH Cuba)
Roger Landa (REDH Venezuela)
Firmas:
Evo Morales Ayma, Presidente del Estado Plurinacional de Bolivia, Presidente del Movimiento Al Socialismo, Presidente de las Seis Federaciones del Trópico de Cochabamba
Nicolás Maduro Moros, Presidente de la República Bolivariana de Venezuela
Los cinco héroes cubanos: Antonio Guerrero Rodríguez, Gerardo Hernández Nordelo, Ramón Labañino Salazar, Fernando González Llort, René González Sehwerert
Un importante grupo de intelectuales, científicos y luchadores sociales de todo el mundo, han suscrito la felicitación, entre los cuales se destacan:
Adolfo Pérez Esquivel, Argentina; Pablo González Casanova, México; Silvio Rodríguez, Cuba; Delcy Rodríguez, Venezuela; Álvaro García Linera, Bolivia; David Choquehuanca, Bolivia; Alfonso Sastre, País Vasco; Padre Miguel d’Escoto Brockmann, Nicaragua; Rafael Cancel Miranda, Puerto Rico; Mumia Abu Jamal, EEUU; Roberto Fernández Retamar, Cuba; Víctor Flores Olea ,México; Daniel Viglietti, Uruguay; Frei Betto, Brasil; Martin Almada, Paraguay; Socorro Gomes, Brasil; Stella Calloni, Argentina; Leonardo Boff, Brasil; Jorge Sanjinés, Bolivia; Piero Gleijeses, EEUU; Fernando Rendón Meriño, Colombia; Héctor Díaz-Polanco, México; Fernando Moraes, Brasil; Fernando Martínez Heredia, Cuba; Gilberto López y Rivas, México; Cindy Sheehan, EEUU; Lindberg Farias, Brasil; Patricio Echegaray, Argentina; Ismael Clark Arxer, Cuba; Marta Harnecker, Chile; Michael Lebowitz, Canadá; Joao Pedro Stedile, Brasil; Miguel Mazzeo, Argentina; Aldo Díaz Lacayo, Nicaragua; Walter Sales, Brasil; Hernando Calvo Ospina, Colombia/Francia; Miguel Barnet, Cuba; Montserrat Ponsa Tarrés, España; Néstor Kohan, Argentina; Camille Chalmers, Haití; Javier Couso Permuy, España; Theotonio dos Santos, Brasil; Hildebrando Pérez Grande, Perú; Katiuska Blanco Castiñeira, Cuba; Luis Hernández Navarro, México; Bill Hackwell, EEUU; Laura Albizu-Campos Meneses, Puerto Rico; Jorge Veraza, México; Emir Sader, Brasil; Fander Falconí, Ecuador; Paulo Pimenta, Brasil; Saúl Ibargoyen, Uruguay;Fernando Buen Abad Domínguez, México; James Cockcroft, EEUU/Canadá; Beto Almeida, Brasil; Michel Collon, Bélgica; Ghassan Ben Jeddou, Libano; Eva Golinger, EEUU; Waldo Leyva, Cuba; Tim Anderson, Australia; Carlos Fernández Liria, España; Thierno Diop, Senegal; Luis Suárez Salazar, Cuba; Salim Lamrani, Francia; Antonio Gaztambide, Puerto Rico; Carlos Fazio, México; Jane Franklin, EEUU; Fidel Barbarito, Venezuela; Gilberto Ríos Munguía, Honduras; Carlo Frabetti, España; James Early, EEUU; Vicente Battista, Argentina; Winston Orrillo, Perú; Gabo Sequeira, Argentina; Manuel Santos Iñurrieta, Argentina; Nora Cortiñas, Argentina; Pablo Guayasamín, Ecuador; Elma Beatriz Rosado, Puerto Rico; Arturo Corcuera, Perú; Raúl Pérez Torres, Ecuador; Francisco Villa, Chile; Gisela Alonso Domínguez, Cuba; Isaías Rodríguez, Venezuela/Italia; Guillermo Castro, Panamá; Peter Phillips, EEUU; Arnold August, Canadá; Dolores Miconi, Argentina; Irene Leon, Ecuador; Beth Carvalho, Brasil; Yeidckol Polenvsky, México; Ilka Oliva Corado, Guatemala/EEUU; Elisa Smaneoto, Brasil; Cristina Vazquez, EEUU; Lindeberg Farias, Brasil; Father Luis Barrios, EEUU; Gail Walker; EEUU; Alexander Torres Iriarte, Venezuela; Roberto Mamani Mamani, Bolivia; Alfredo Vera Arrata, Ecuador; Bill Martínez, EEUU; Carlos Cabal Mirabal, Cuba; John Kirk , Canadá; Jorge Kreyness, Argentina; José Regato, Ecuador; Luis Alvarenga, EL Salvador; Maria Nela Prada Tejada, Bolivia; Matti Laitinen, Finlandia; Verónica Córdova, Bolivia; Pepe Viñoles, Uruguay; Ramón Pedregal Casanova, España; Sergio Jorge Pastrana, Cuba; Stephen Kimber, Canadá; Verenice Guayasamín, Ecuador; Jandira Fhegalli, Brasil; Mónica Bruckman, Perú/Brasil; Diego Mondaca, Bolivia;
Ministros del gabinete boliviano que se adhirieron al documento:
Juan Ramón Quintana, Ministro de la Presidencia, Reymi Ferreira, Ministro de Defensa; Luis Arce, Ministro de Economía y Finanzas Públicas; Verónica Ramos, Ministra de Desarrollo Productivo; César Navarro, Ministro de Minería; Hugo Siles, Ministro de Autonomías; Carlos Romero; Ministro de Gobierno; Gonzalo Trigoso, Ministro de Trabajo; Luis Alberto Sánchez, Ministro de Hidrocarburos y Energía; Ariana Campero, Ministra de Salud; René Orellana, Ministro de Planificación del Desarrollo; Marko Machicao, Ministro de Culturas; Roberto Aguilar, Ministro de Educación; Alexandra Moreira, Ministra de Medio Ambiente y Agua; Miltón Claros, Ministro de Obras Públicas, Servicios y Viviendas.
También rubricaron el mensaje en Bolivia: Gabriela Montaño, Presidenta de la Cámara de Diputados de Bolivia; Gringo Gonsález, Presidente del Senado de Bolivia; Héctor Arce, Procurador General del Estado Plurinacional de Bolivia; Alfredo Rada, Viceministro de Coordinación con Movimientos Sociales; Leónida Zurita, Responsable de Relaciones Internacionales del MAS-IPSP; Juanita Ancieta, Secretaria Ejecutiva de la Confederación de Mujeres Campesinas de Bolivia-Bartolina Sisa; Leonardo Loza, Secretario Ejecutivo de la Confederación de Comunidades Interculturales; Feliciano Vegamonte, Secretario Ejecutivo de la CSUTCB; Eduardo Pardo, Partido Socialista 1 – Bolivia; José Pimentel, Dirigente Social.