Skip navigation.
Home
Writer, Professor, Revolutionary.

Cockcroft, “Reflexión sobre Cuba y la nueva estrategia del imperialismo estadounidense”

Gracias a los procesos revolucionarios en Cuba, Venezuela y otros países y a la democracia de la base y la lucha por la paz generada por los renacientes movimientos sociales, el corazón progresista del mundo está palpitando en América Latina y el Caribe.

Desde el fin de la “guerra fría”, los gobiernos imperialistas de Estados Unidos y Europa han tratado de controlar el mundo y sus recursos naturales, lanzando guerras contra civiles e injerencias de todos tipos, incluyendo un nuevo impulso al financiamiento y creación de “movimientos sociales” supuestamente luchando por “la democracia” y “la paz” pero en realidad actuando como sus títeres. (¡Alerta – cuidado con el concepto “movimiento social”!) Han construido y fortalecido sus bases militares en el exterior, incluyendo 70 en América Latina y el Caribe.

Frente a estos desafíos, Cuba y Venezuela han implementado una praxis revolucionaria que favorece a la paz y por lo tanto representa un verdadero desafío al imperialismo contemporáneo. Fueron impulsores de la creación de Cumbre de la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (CELAC, que excluye Canadá y Estados Unidos) cuyas 33 naciones han declarado que América Latina y el Caribe es una “Zona de Paz”. Cuba ha hecho un papel clave en las negociaciones por la paz en Colombia y ha enviado a varias partes del globo sus médicos, enfermeras, maestros, entrenadores deportivos, oftalmólogos y otros especialistas que siguen ofreciendo servicios voluntariamente a millones de personas, incluyendo pueblos originarios de Canadá.

Por su parte, Venezuela ha entregado petróleo y gas a costos bajos o aún sin costo a gente de todas las Américas, y ha ayudado a crear o fortalecer una serie de organizaciones internacionales por la paz y por “Nuestra América,” como el ALBA-TCP; el Consejo de Seguridad Suramericano; la UNASUR; TeleSUR, RadioSUR, PetroSUR y PetroCARIBE; y el MERCOSUR. La política anti-neoliberal de Venezuela ha avanzado la educación y salud pública, mientras ha erradicado el hambre y casi ha eliminado la extrema pobreza. Por eso la FAO (Organización de Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) anunció en 2014 que su plan de erradicación del hambre llevaría el nombre "Hugo Chávez Frías".

Hay una nueva estrategia del imperialismo estadounidense para anular los procesos revolucionarios en países como Venezuela y Cuba – en Venezuela a través de nuevas sanciones económicas, intentos de golpes militares, y desestabilización violenta; en Cuba por medio de negociaciones para la renovación de relaciones diplomáticas, sin duda una gran victoria del pueblo cubano pero con el mismo viejo objetivo por parte del gobierno estadounidense de “democratizar” (o sea dominar) a Cuba y reestablecer el capitalismo. Cómo dijo el Che, “No se puede confiar en el imperialismo ni un tantito así. Nada.”

La reunión de los Cinco Héroes cubanos (luchadores por la paz encarcelados injustamente en EEUU) el 17 de diciembre de 2014 fue un triunfo por la humanidad y la paz que ellos representaban durante sus años en prisión con tanto amor y dignidad, tal cual sus familias. La campaña internacional por su liberación fue una fuerza histórica en la movilización de millones de personas del mundo, incluyendo canadienses que jugaron un papel importante. Más que nunca, gente de buena voluntad buscando la paz en el mundo debe aprender de los procesos revolucionarios en Cuba y Venezuela y apoyarlos.